La planta 35

image

Me he instalado en la planta 35. Voy a quedarme aquí. En esta planta  ya he tenido a mis hijos, ya he hecho una carrera profesional, con más o menos éxito, ya he conocido al hombre de mi vida…

Y no es que ya no tenga más ambiciones, las tengo todas intactas. No estoy cansada de nada ni de nadie. Pero esta planta me gusta.

En realidad debería estar en la planta 41, pero resulta que me siento más cómoda entre la 35 y la 39. Tampoco nos vamos a hacer ilusiones y querer estar en la 30, que allí ya me ven como una marciana y ya puestos a elegir, me quedo con la 35 que está más cerca, así como en el medio de todo.

Si buscas en google the 35thfloor, lo que aparece son lugares fascinantes con vistas fascinantes. Para muestra, este botón http://bit.ly/wN2yJb

Me gusta esta planta porque hay tantas habitaciones como quieras. Y todas están aún por abrir y recorrer. En cada habitación hay gente inquieta que hace cosas, que tiene ilusiones y proyectos, que no se rinde si al subir la persiana el día está nublado, porque desde esta planta, casi todos los días, si te esfuerzas, acabas viendo el sol.

He visto que hay salones en los que puedo encontrar gente interesante o no tanto. Ascensores en los que me cruzo con gente que inevitablemente sube a otras plantas. También hay quien se mueve hacia aquellas plantas en las que se siente más a gusto o que quiere explorar qué se siente al convivir con personas de otras plantas.

En la planta 35 hay un fantástico bar/terraza en dónde siempre da el sol. Un lugar relajado dónde charlar con otros huéspedes de forma informal. Un punto de encuentro fuera de nuestras habitaciones dónde intercambiar ideas, proyectos, contactos, todo aquello que nos interesa para nuestras actividades diarias en nuestras habitaciones.

La planta 35 tiene un gran muro de anuncios y actividades. En él todos podemos colgar lo que creemos que puede interesar a los huéspedes. Ya sean actividades dentro o fuera de nuestra planta.

Me han pedido que si quiero, deje la puerta de mi habitación siempre abierta para ver quién entra…quién sabe, igual es alguien que ni te esperaba ver por aquí.

Me gusta que en la cocina de la planta 35 todos las huéspedes cocinen los platos de todos. Todos comemos de todo y no nos da miedo experimentar y “deconstruir” lo ya construido para ayudar a crear platos nuevos.

 En la planta 35 también hay una zona de juegos, hobbies e inquietudes….. aquí hablamos de las cosas que nos interesan o de las que nos llaman la atención. A los que vivimos en la planta 35 nos gusta el diseño, nuestros niños, la moda, la decoración, el sugarcraft, la cultura, las ciudades, las familias de todo tipo, el campo, el mar, la playa, la montaña….tantas cosas que para vivirlas todas necesitaríamos dos hoteles con suficientes plantas.

En mi habitación de la planta 35 he instalado una cesta enorme que voy llenando con mis experiencias hasta hoy y las que tendré en el futuro. Está envuelto en ideas, ganas, ilusión, empuje…todo lo necesario para que otros huéspedes puedan entrar y coger de él lo que necesiten.

 Si te apetece venir a vivir a la planta 35, ya sabes, solo tienes que coger el ascensor.

Luisa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s