Y si lo que llevas puesto no estuviera cosido, sino impreso?

Karl Lagerfeld presentó el pasado mes de Julio una versión de la icónica chaqueta CHANEL impresa en 3D. La pieza final no está completamente producida en una impresora 3D pero el hecho de presentarla como tal, es un paso importante para la industria y un empujón a la experimentación con la moda “modelada, no cosida”, en palabras del propio Lagerfeld. “The jacket is one single piece; there is no sewing, the suit has been moulded into existence,” En este enlace puedes ver las fotos de la colección 3D de CHANEL

Chanel3Dg5 Chanel3Dg2 Chanel3Dg4

Lo que parecía un experimento de diseñadores menos mediáticos como Iris Van Herpen, va pasando a toda velocidad al gran público. Lagerfeld ha dado un paso adelante arriesgado y valiente y ha tomado la delantera a marcas que podrían parecer más propicias a experimentar, como PRADA, y lo ha hecho a lo grande, con un icono de la marca.

iris-van-herpes-sla-3d-printed-collection-paris-fashion-week-11
Vestido impreso de Iris Van Herpen

La experimentación de los diseñadores con nuevos materiales, incluyendo aquellos que nada tienen que ver con la costura es un proceso creativo normal y no es nuevo. Paco Rabanne, en 1966 presentaba su primera colección de diseños futuristas compuestos por piezas de metal. Jane Fonda vistió su “metal mesh” como Barbarella en 1968. Todas estas prendas podrían ser impresas actualmente en impresoras 3D.

vestido discoBARBARELLA+rabanne+3

Hoy ya no es novedad tener un complemento que no ha sido fabricado, sino impreso. Desde fundas de móvil a anillos, pasando por todo tipo de bisutería, la impresión en 3d se ha hecho un hueco en la moda. Tanto es así, que existen online stores dedicados solo a la venta de productos impresos en 3D como Shapeways que ofrece objetos de decoración, arte, bisutería, complementos… además de un servicio de printing para tus propias creaciones. Shapeways fue además quien imprimió el primer vestido 3D que lució Dita Von Teese en 2013.

shoe_black_main

Los zapatos impresos en 3D, como estos de Continuum impresos en nylon y con una suela de cuero para hacerlos más confortables dan una idea de hasta dónde hemos llegado por ahora, pero como siempre, lo mejor está por llegar.

Desde hace algunos años, muchos diseñadores están experimentando con técnicas de impresión en 3D que reducen el coste de producción de sus colecciones. La ventaja más allá de la propia expansión creativa es que ya no hay necesidad de fabricar antes de tener el primer pedido. Por ahora los costes de producción de estas prendas, y la implantación de las impresoras 3D hacen aún lejano pensar en un vuelco en la manera de crear y producir la moda, pero es cuestión de tiempo que la impresión de nuestra propia ropa sea una realidad común.

Las ventajas de coste, ahorro de agua (la industria textil es la tercera mayor consumidora de agua) y productos químicos de la industria textil son evidentes. Sin embargo, los materiales para su uso en impresoras 3D son aun muy limitados y poco naturales. Al final, todo es polyester, nylon…. plástico, con todas las desventajas ecológicas y dermatológicas que estos materiales tienen. Pero todo es cuestión de tiempo, de investigación y de creatividad.

De entre los cientos de experiencias que han existido y que están ahora mismo en marcha, yo he elegido tres de las que conozco, porque me parecen las más llamativas o las más interesantes. Seguro que tú sabes muchas más, compártelas en los comentarios.

  • El primer vestido en 3D. Es un poco antiguo, tiene ya casi tres años, pero este vestido creado por Francis Bitonti fue el primero y por eso me parece interesante. Creado totalmente a distancia y enviado a imprimir después a Shapeway, este vestido Joya que lleva 12.000 cristales Swarovski abrió las puertas de la impresión lista para vestir y ha hecho a su creador un pionero de la moda impresa en 3D.

printed-dress-1

  • Una colección impresa en 3D.  Esta sí, completamente impresa en 3D y en impresoras que podríamos llamar “caseras”. Un proyecto de la diseñadora Danit Peleg.
  • Una impresora de prendas completas.  La meta de ELECTROLOOM, una startup con base en San Francisco, es crear prendas totalmente impresas a partir de fibras que se “disparan” sobre un molde. Ya han impreso sus primeras prendas creadas totalmente a partir de un proceso llamado “electrospinning”, electrohilado, una técnica centenaria que ahora tiene un nuevo protagonismo en la industria textil. Por ahora las piezas que se pueden producir con la impresora de Electroloom son muy limitadas para la creatividad de un diseñador, pero es un paso adelante, y sinceramente, un paso alucinante!. Para empezar, el tejido que imprimen, tiene un aspecto tremendamente similar a un tejido tradicional. Aunque la composición del tejido no sea del todo natural (emplean tejidos mezcla de algodón y polyester) es lo más parecido a un tejido de los que puedas llevar puestos ahora mismo.

Hay quien teme por el peligro que puede suponer para la industria, que cualquiera pueda imprimir en casa sus propias prendas. Visto el ritmo que lleva la innovación de la impresión 3D, poder imprimirte en casa un bolso Bao bao no me parece tan lejano. Sin embargo, el verdadero e insustituible valor del diseñador es la creatividad y la impresora 3D es solo una herramienta más a su servicio. No todo el mundo puede imprimir su propia moda en casa, porque sencillamente, no todo el mundo sabe ni quiere crear su propia moda. El problema es que la tecnología pondrá mucho más fácil la amenaza de la copia. Pero ante una amenaza, se abren mil oportunidades. Como ocurrió con la música en su momento, tal vez la industria de la moda esté empezando una evolución hacia otro tipo de distribución o incluso otro tipo de negocio. Si las marcas que ya están establecidas no abrazan rápidamente esta nueva oportunidad, alguien se llevará su queso.

Para saber más:

http://www.buro247.my/fashion/buro-loves/chanel-brings-us-into-the-third-dimension.html

http://www.brit.co/kanye-west-electroloom/

https://www.purible.com/stories/3Dprinting

http://3dprintingindustry.com/2015/05/16/electroloom-3d-printing-the-dawn-of-a-new-age-of-clothing/

http://www.cienciahoy.org.ar/ch/ln/hoy121/nanofibras.pdf

http://techcrunch.com/2015/06/04/electrolooms-3d-printer-for-fabric-creates-seamless-garments-in-any-size/#.rasxqd:aC0e

Dar sin esperar nada a cambio….no hablamos de amor

Decidida a estar 10 minutos, me siento frente al portátil. los niños duermen y la casa está en silencio….demasiado silencio….enchufo el spotify (que para eso lo pago!) y gracias a Nines descubro a Trent Dabbs….se fastidió, ya no acabaré en 10 minutos. Pensaba ponerme a trabajar un rato pero escuchando a este hombre me entran ganas irrefrenables de teclear un poco en la planta 35.

En mi habitación de la planta 35 tengo que trabajar un rato, solo un rato, después de un día que pocos entenderían. Un día en el que he ido a la terraza de nuestra planta a ayudar a unas amigas, fantásticas profesionales, a conocerse y tal vez a trabajar juntas. Un día en el que no he ganado ni un euro pero del que me siento muy satisfecha. Un día que últimamente se repite con mucha frecuencia.

La mayoría de las personas que se cruzan por los pasillos de esta planta y de otras muchas, no entienden que regale mi tiempo, mis energías y mis contactos a quién me lo pide…y quién lo merece, claro está.

Es difícil de justificar, en un mundo dominado por el interés, que simplemente te apetezca vivir desde dentro las necesidades de otras personas y ayudarles a satisfacerlas sin esperar nada a cambio….no hablo de nada sexual, no nos pasemos, ja ja ja !!!

Pero estoy segura de que aunque no gane dinero con ello, algún día, todo esto revertirá en mi habitación de alguna manera que aún no llego a ver. De hecho, ya lo hace, me lo paso estupendamente y aprendo muchísimo cada vez que paso por la terraza. Y acaso eso no es un bien de incalculable valor?

Mañana toca otro tipo de día, otro en el que habrá que poner los “garbanzos” por delante de la diversión. Un día en el que habrá que salir a otras plantas, incluso a otros hoteles, a llamar a otras habitaciones en las que habrá gente que igual no quiere ni vernos, pero que le vamos a hacer, es lo que hay… así que habrá que tomárselo con alegría. Ya que tenemos que hacerlo, hagámoslo bien.

Buenas noches. Voy a ver si ahora sí, trabajo un rato antes de que den las 12 y se fundan las luces de mi habitación.