Prince. In memoriam 

Escribo mientras vuelo a Barcelona….cielo, nubes, momentos desconectados…en mi música suena Sign O’ the Times …. Es una de las canciones que componen la banda sonora de mi vida, en la que Prince tiene un papel importante, y en la que protagonizó escenas inolvidables. Ayer murió. No sé por qué me ha afectado tanto, quizá porque con él muere una parte de mi juventud. Él fue mi primer gran concierto, 1990. La banda sonora que subrayaba mi aparición como protagonista en una película escrita y dirigida por mi, y por entonces, ambientada en Madrid. La banda sonora de mi independencia.

Recuerdo años después, el concierto en Barcelona, 1993, nueva escena, nueva vida. Recuerdo la espera, las puertas del Sant Jordi que se abren…coger de la mano a Marc y gritar, corre!, y echamos a correr como locos para entrar en la zona que Prince reservaba delante del escenario solo para unos pocos, aquellos que nos lo merecíamos, por las horas de espera, por las carreras. Nosotros éramos sus VIP. Recuerdo que podíamos oírle cantar a él, directamente, no a través del sistema de sonido. El show, su voz, la guitarra, Cat, aquel micrófono… Es un recuerdo a cámara lenta, como en esos vídeos de dance.  Todos bailamos a cámara lenta y es la música la que se mueve rápido.

Yo descubrí Prince a Marc, él a mí a Bruce Springsteen…tan diferentes como nosotros dos.

A Springsteen lo veremos pronto una vez más, a Prince ya no podremos verle. Tengo la misma sensación que en el 80, cuando murió John Lennon y yo, que era una niña que escuchaba a los Beatles, lloraba porque nunca podrían volver y nunca podría verles ya en un concierto. 

Pero aunque suene a tópico, siempre nos quedará su música, que no es poca, que no es poco….a bailar!

Is faster fashion really the cure for our consumer fatigue?

Captura de pantalla 2016-02-24 a las 9.55.32
Balenciaga. Spring 2016 catwalk

“Consumer fatigue” is fashion’s latest obsession. It’s generally interpreted – mistakenly – as consumers being tired of a product before it hits the stores, engendered by fashion’s system of presenting a catwalk collection and then putting the brakes on, making potential customers wait about four months (give or take) before the product is actually available to buy.

Read full article here

5 things you probably didn’t know about the fashion industry

RTX13TEN-628x330

By Word Economic Forum

Mark Twain once wrote, “Clothes make the man. Naked people have little or no influence on society.”   Whether we’re one of the millions of people employed by the sector or just someone who likes to shop on Fifth Avenue or in second-hand stores, we are all touched by the fashion industry.

Before the early autumn ushers in fashion weeks around the world, here are five things about the global fashion industry you probably didn’t know..continue reading

MY OSCARS FOR THE BEST MARKETING CAMPAIGNS IN 2013

I just finished to read this great post from Gregory Pouy that you must follow: The Top Digital Marketing Campaigns of 2013

I readed it in my favourite blog: businessesgrow from Mark Shaefer. Another expert that you must also follow

It’s an amazing compilation of the best Digital Campaigns in the world. There are some that are not produced for digital and this is even better because this is, once again, an example of how to mix marketing campaigns.

They are all awesome!

But, just in my modest opinion, my Oscars© go to….

Best Emotional campaign: Coca-Cola… I cried, I really did!

Best P&L Results campaign: E-Mart… I also would cried of happiness if I was the General Manager

Best Produced for You tube campaign: Beldent. A perfect “experiment” to become viral

Best Staying Alive/I love graphic Design campaign: Oreo. I really love the graphic Design and feel bad because we are missing it’s importance in communication. This is an example of how efficient it is in Digital world.

Best Play Brand campaign: Milka. The way they play with the brand was so aligned with the brand positioning!! Couldn’t be more tender! I also would give an Oscar to the Marketing Manager that convinced the rest of the management team to make it happens.

Best Results campaign: Follow2unfollow. Nothing to add.

And sorry, but I also have a Razzie for Nivea. I would like to see the results to change my mind, but….

los beneficios de mi fracaso

Este post no es mío, sino de Alberto Sicilia. Un físico que escribe un blog que sigo. Es tan bueno, que no he podido evitar hacerlo mío en mi habitación de la planta 35.

Me ha cautivado en estos momentos de mi post-fracaso profesional y ahora que, en lo personal, vuelvo a empezar a recordar y defender la alegría.

——————————————————————————

Los beneficios de mi fracaso

Fuente: http://principiamarsupia.wordpress.com/2012/03/26/los-beneficios-de-mi-fracaso/

Partí de Madrid hace 7 años para estudiar un Erasmus de unos meses en París. No hablaba ni una palabra de francés y tenía muchas dudas sobre mi talento como físico. Lo que ocurrió después, superó salvajemente mi sueños más hermosos: completar un doctorado en física teórica, ser invitado a universidades estadounidenses, viajar por Sudamérica, África y la India. Trabajar como actor en compañías de teatro francesas y británicas, escalar el Mont Blanc, ser fichado por la Universidad de Cambridge y, sobre todo, gozar de amistades que valen más que los rubís.

Pero durante mi último año en Cambridge,  la que pensaba era la mujer de mi vida, me dejó. Los sueños por los que tanto había luchado, se evaporaban delante de mis ojos.

Volver a Madrid, y estar sin ella, era un doloroso fracaso.

Pasé unas semanas muy duras. Pero, de a poquito, la luz volvió a colarse entre las grietas del desaliento. Unos pocos meses después, me siento mejor que nunca.

El fracaso ha sido la oportunidad más hermosa que la vida me ha regalado.

Cuando las cosas salían como yo deseaba, era muy complicado distinguir mis errores. Tras los triunfos, celebraba mis virtudes y alababa mi suerte. El fracaso me ha enfrentado con honestidad a mis sombras, carencias y defectos.

Cuando todo iba bien, era muy tentador acomodarme y dejar que la marea me arrastrase. El fracaso me ha empujado a desafiar mis límites.

El fracaso me ha recordado que hay cosas en la vida que no podemos controlar. Pero también, que hay dos cualidades que son mi absoluta responsabilidad: mi actitud y mis acciones.

El fracaso me ha liberado de lo que no es esencial. Estoy vivo. Tantas angustias y miedos por el futuro no valen la pena.

Y, por encima de todo lo demás, el fracaso me ha permitido disfrutar del amor de las personas me quieren. Gente por la que daría mi vida.

Tras semanas de dolor, decidí embarcarme en el desafío más hermoso que he afrontado: construir el mejor Alberto del que fuese capaz.

Decidí trabajar en mi fuerza de voluntad, en mi disciplina, en mi ternura, en mi alegría. Muy despacito y sin compararme con nadie. La única medida de mi progreso es el Alberto del día anterior.

El objetivo es llegar a la cama cada noche siendo un poquito mejor que la persona que salió por la mañana. Ser capaz de responder con honestidad a estas preguntas: ¿he afrontado mis miedos o he puesto excusas para no hacerlo? ¿he dicho todo lo que pensaba? ¿he trabajado tan duro como podía? ¿he vivido profundamente? ¿he empujado mis límites un pasito más allá? ¿he ayudado a que sean un poquito más felices las personas que quiero? ¿les he recordado mi amor?

En esta jornada he descubierto algo que no había alcanzado ni haciendo un doctorado ni viajando por medio mundo: la seguridad de que afrontaré los bofetones de la vida con serenidad e inteligencia.

He dudado si publicar, o no, esta entrada. Mi vida es mucho menos interesante que las anécdotas de Orson Wells y Winston Churchill. Pero cuando yo estaba mal, me ayudó muchísimo el ver cómo personas que habían sufrido derrotas infinitamente más dolorosas que la mía, se levantaban y continuaban su camino alumbrando ternura y pasión.

Si alguno de los que leéis el blog estáis pasando un momento difícil, si vuestros sueños acaban de romperse, sólo puedo deciros que yo también fracasé. Yo también lloré. Yo también creí que se me había escapado lo mejor de mi vida. No podía estar más equivocado. El fracaso es la oportunidad más hermosa que la vida me ha regalado.

Paciencia. Fuerza. Alegría.

Rspirando el Little Barcelona Spirit

image

Ayer volví a la planta 35 desde  Little Barcelona. Una feria de tendencias del mundo infantil. La primera edición, un éxito total.

Más allá del innegable éxito de expositores y de público. Más allá de los negocios que se puedan haber hecho en la feria, de los pedidos, de los contactos, etc, que son propios de todas las ferias, lo que más me gustó de little fue el buen rollo que se respiraba.

Tanta gente, -sobre todo tantas mujeres-, con ganas de trabajar, de crear, de “hacer cosas” juntos. Y un solo espíritu de colaboración entre marcas, organizadores, asistentes….creo que lo que menos se oía era la palabra crisis.

Todos hablábamos el mismo lenguaje: intercambio, ayuda, networking, creación, optimismo…todos emprendedores con muchas ganas de tirar adelante. Ese es el espíritu que nos sacará de la situación actual.

Igual que Anna, Silvia y Javier que pensaron y lanzaron Little Barcelona, vi a muchas personas que tienen ideas y que, además, tienen la fuerza y la valentía de lanzarse a ponerlas en marcha con más ilusión que recursos.

Entre los expositores, muchas mujeres, muchas emprendedoras.

Dos de las tres personas que forman “los tres cerditos”, que son quienes pusieron en marcha el proyecto de littlebarcelona, son mujeres.  Las responsables de comunicación de la feria, “Tal Cual Comunicación”, son mujeres. Y diría que  más de dos tercios de los expositores, eran marcas lideradas por mujeres. Quizás por esto el optimismo y buen rollo fuera mayor?? Lo dejo como pregunta. Yo opino que no. No es cuestión de género, es cuestión de actitud.

image

Pensando esta mañana en las mujeres emprendedoras, me encontré, curiosamente, que hoy salía en La Vanguardia un obituario precioso y muy sentido de Anna Mercadè a la muerte de Mercé Paniker el pasado 30 de Enero. Había oído hablar de ella muy poco, lo reconozco (Como decía Descartes, “Daría todo lo que sé, por la mitad de lo que ignoro”).

Me han entrado las ganas de saber más sobre ella. Os dejo este link en el que Duran Lleida hablaba sobre ella: “no em vull morir”

Para muestra de como debía ser, una frase suya “ Tinc 91 anys, la vellesa encara no ha esgotat la fe en la dona ni la seva força d’estimar amb lleugeresa i bon humor”

Bonita frase para acabar este post.

Luisa